canciones de segundo de religión si respiramos el mismo aire

De manera frecuente me he preguntado por qué razón en el momento en que uno contrae una relación de pareja debe extenderla al resto de familiares del otro tal y como si todo estuviese en exactamente el mismo lote. La explicación es simple, si vives con alguien a quien deseas no puedes eludir entender a sus progenitores, hermanos, primos y amigos. Esto en ocasiones tiene éxito como en mi caso, pero en otras es una auténtica lata en el momento en que existe incompatibilidad de letras y números o hay pulsiones intervencionistas que condicionan nuestra relación. Desde el momento en que me emparejé hacia el año 1986, bastante cambiaron las cosas en este lote, hasta tal punto que el día de hoy la mayor parte de las parejas por el momento no pasan por la vicaría ni festejan enormes banquetes con cientos y cientos de convidados, cosa que en tiempo se llamó bodorrio. Asimismo el género de familia ha variado y la variedad fué impuesta a la uniformidad de otros tiempos. Cosas espléndidas de la independencia.

No obstante, favorecido y bastante en este lote, no deseaba charlar de la familia que nace de la unión facultativa de 2 personas, ascendentes y descendientes, sino más bien de aquella otra que se marcha creando desde la niñez por simpatía, admiración y agradecimiento. Esta mañana, observando entre los primeros recitales de Joan Manuel Serrat en USA, he llorado, me ha brotado de los ojos un río de lágrimas como hacía tiempo no ocurría. Con los años nos marchamos endureciendo o, explicado de otra forma, preparándonos para lo que implacablemente debe venir. Veía y oía a Serrat cantar en Novedosa York con exactamente la misma felicidad, exactamente la misma ilusión, exactamente la misma maestría con la que le vi por vez primera hace mucho más de cincuenta años. Él y yo teníamos medio siglo menos, su sonrisa todavía es exactamente la misma, idéntica su sensibilidad, increibles para la eternidad sus canciones; yo he engordado, perdido el pelo y otras cosas que vocalizar no deseo, pero todavía guardo íntegra la aptitud de emocionarme, como entonces. Al oír Aquellas pequeñas cosas cantada por el público frente a la cara de satisfacción del Profesor, he oído que me tremía todo el cuerpo, que los recuerdos se me agolpaban uno tras otro, que en aquella canción corta y muy, muy bella compuesta por un joven de veinte años prosigue estando el sentido de la vida, que es algo que ni se compra ni se vende por el hecho de que no posee precio y, por esta razón, está repleto de valor, el valor del abrazo, del beso, de la risa, del llanto, de la cooperación, de la solidaridad, del recuerdo donde habita nuestra vida y la de esos que deseamos y fuimos perdiendo.

Basta en el planeta para agradar las pretensiones de todos, pero no para agradar su codicia (Mahatma Gandhi)

Pachamama es una diosa reverenciada por los pueblos indígenas andinos. Asimismo se la conoce como la madre de la tierra/espacio. Madre Tierra.

Los Incas asimismo reconocían a la Pachamama como la diosa de la fertilidad, que encabezaba sobre las plantaciones y cosechas, formaba las montañas y ocasionaba los terremotos. Era una deidad omnipresente y también sin dependencia, con el poder autosuficiente y creativo de hacer vida en la Tierra.

Deja un comentario