autorización a los padres para elegir entre valores y religion

En el momento en que enseñanmos a nuestros hijos, pensamos siempre y en todo momento en los valores familiares que deseamos inculcarles. Estos, generalmente, son aquellas opiniones, principios, prácticas, relaciones respetuosas y muestras de cariño que nos han trasmitido de generación en generación. En el momento de educar a los pequeños, la familia es la base esencial para toda la sociedad. Estos primeros valores morales, personales y sociales que aprendemos, salieron del hogar de todos nosotros, que fueron transmitidos no solo por nuestros progenitores, sino más bien por los abuelos, hermanos, tíos y otros familiares o conocidos cercanos. La relevancia de estos no es solo por el hecho de que endurecen los nudos de unión, respeto y seguridad; asimismo nos enseñan a proteger al otro, respetar a todas y cada una la gente sin importar un mínimo estrato, raza, género, etcétera., generalmente, a ser mejores humanos, verdaderos y benevolentes, con toda nuestra red social. La religión, por su lado, demostró ser leal fan de los valores que las familias colombianas emiten a sus hijos, con lo que, hoy día, los institutos de comunidades religiosas los aplican a sus enseñanzas. Educar buenos humanos es lo más esencial a fin de que una red social salga adelante, y el instituto es un aliado de las familias a fin de que esto ocurra; razón por la que, en el momento en que un padre toma la resolución de elegir x o y instituto para su hijo, este debe ir según con los valores que como familia desean inculcarle sus hijos. Comprender que educar en valores es más esencial que la excelencia académica, es un punto de inicio diferenciador en el momento de seleccionar el sitio en el que los pequeños van a pasar una gran parte del día a día. ¿Qué escuela contribuye a educar y crear los más destacados valores para tus hijos? Descúbrelo aquí: Introduzca aquí Los institutos de comunidades religiosas se caracterizan, más que nada, por poner los valores familiares en el primer peldaño de su lista de preferencias, así como lo realiza una familia de hoy colombiana. Estudiar a ser, know-how y comunicar, son los conceptos que desarrollan en los estudiantes de estas academias, poder transformarse en líderes íntegros, con valores humanos, que procuran el bien común para la sociedad. El término de educación, en un caso así, se enmarca en el campo de la educación cristiana-católica, que, desde los valores evangélicos, tiene como finalidad conformar integralmente a personas que trabajen por el bien de la sociedad. En este sentido, detallan la educación como un desarrollo en el que se acompaña de manera próxima y cordial a los pequeños y jóvenes, en la búsqueda de la realidad. Un caso de muestra de un instituto de red social religiosa, que se asocia con las familias recientes de Colombia a la educación de los pequeños y jóvenes del país, es el Liceo de Cervantes, que no solo procuran educar a los líderes del mañana, sino uno de sus pilares es la búsqueda de la perfección como humano; la predisposición para ser útil con calidad, calidez, eficacia, idea y perseverancia; la convicción de llevar a cabo siempre y en todo momento lo acertado a la primera oportunidad y tener apertura y elasticidad en frente de la oportunidad de cambio, teniendo actitud efectiva para prosperar y reaprender de manera continua con espíritu de superación y compromiso popular. El Padre Fray William Josué Carreño Mora, Rector del Liceo de Cervantes, enseña que “en un ámbito donde nuestros estudiantes están expuestos a distintos medios y las novedades mucho más recurrentes no manejan los temas con compromiso, observamos preciso que nuestro programa de educación a valores, contribuye los criterios suficientes a fin de que nuestros jóvenes tengan la aptitud de enfrentar problemáticas sociales y personales desde un término constructivo”. Por esa razón la escuela se enfoca en estudiar a ser, a través de la interioridad, la búsqueda de la realidad y la independencia, y estudiar a comunicar a través de la amistad, el cariño, la solidaridad y educando en y por la red social. La espiritualidad, el educar para la vida, la identidad institucional, la dignidad de la persona y la excelencia, son los principios que caracterizan a los estudiantes y son exactamente los mismos que las familias inculcan a sus hijos. Es de esta forma como juntos, con los valores de el día de hoy, forman los líderes del mañana. «No es para las salas que se forma al sujeto, sino más bien para exactamente la misma vida». San Agustín ¿Qué instituto asiste para educar y crear los más destacados valores para tus hijos? Descúbrelo aquí: Introduzca aquí

La resolución sobre la religión en las academias públicas

Como en fundamento la corte esgrimió al Estado, más allá de que neutro en materia religiosa, no debe eliminar esta faz espiritual del humano en el campo escolar, puesto que evitar a las distintas confesiones el ejercicio de su misión se transforma en un impedimento a las libertades que los propios pequeños tienen aseguradas por la Constitución, las Convenciones de derechos humanos y la ley de protección integral de sus derechos.

Según el tribunal de esta provincia, «la forma de evitar en el espacio de la escuela pública de administración estatal toda práctica religiosa (hasta la mucho más personal como la alabanza), se contrapone de manera de adelante con el principio a través del que se define en nuestro sistema jurídico el interés superior de los Pequeños, Pequeñas y Jovenes comprendido como “la máxima satisfacción, integral y simultánea de los derechos y garantías reconocidos” (art. 3 de la Ley 26061 )».

Deja un comentario