articulo de opinion sobre la influencia de la religión

Los bahá’ís piensan que la religión ha de ser causa de amor y cariño, paz y armonía, amabilidad, generosidad y unidad. ¿Y si no lo realiza? Los bahá’ís piensan que tener ninguna religión es preferible.

La religión debería juntar todos y cada uno de los corazones y lograr que las guerras y las discusiones se desvanecieran de la faz de la tierra, dando nacimiento a la espiritualidad, confiriendo vida y luz a cada corazón. Si la religión se transforma en causa de aversión, de odio y de división, sería mejor no tener ninguna y apartarse de similar religión sería un acto realmente espiritual. No cabe duda de que el propósito de un antídoto es sanar; pero si el antídoto solo se utiliza para agudizar la patología sería mejor rechazarlo. Una religión que no sea causa de amor y unidad no es una religión.

cristo

Todos y cada uno de los santurrones profetas fueron como médicos para el alma; prescribieron un régimen para la curación de la raza humana; por consiguiente, cualquier Médico Supremo. – ‘Abdu’l-Bahá, La sabiduría de ‘Abdu’l-Bahá, página 157

CONTEXTO HISTÓRICO DE LA LIBERTAD RELIGIOSA EN EL ORDEN JURÍDICO BRASILEÑO La ASPECTOS INTRÍNOS capacitación de una identidad nacional brasileira desde su génesis colonial, aparte del aspecto étnicoracial, asimismo había sido forjada por la fuerte presencia de la religión colonizadora. Más allá de que la esclavitud africana, desde el siglo XVI, contribuyó al surgimiento de un sincretismo entre la religión católica cristiana y las de origen africano, la fuerte predominación dominante del colonizador fue bastante para sostener las primordiales peculiaridades de su religión hegemónica, como la una parte de un emprendimiento de poder alineado con las activas del sistema de prácticas mercantilistas de una burguesía ávida por la acumulación de riqueza, introduciendo una parte del sistema legal y de la vida popular, política y económica, estableciendo una aproximación entre religión y Estado.

La integración de Estado y también Iglesia, propia del absolutismo y que tuvo su expresión en Portugal en el Patronato, transformó al Rey en Enorme Profesor de la Orden de Cristo, con el ascenso de todo el clero secular: curas, vicario y obispos. La unidad de conciencia y acción política, que se procuraba, repercutió en Brasil desde el momento en que la metrópoli inició el desarrollo de consolidación del dominio, o sea, desde el Gobierno General. (WEHLING y WEHLING, 2005, p. 82)

Deja un comentario