argumentos juridicos en contra de la religion en la escuela

El día de hoy nos mostramos a la audiencia pública convocada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación para arrimar razonamientos sobre la educación religiosa en las academias públicas. La causa que llegó al límite tribunal, caratulada “Castell, Carina Viviana y otras c/Provincia de Brinca, Ministerio de Educación de la Prov. de Brinca s/protege”, fue iniciada en 2010 por la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) y un conjunto de mamás que demandaron al Estado provincial la imposición de la religión católica como enseñanza obligatoria en horario escolar.

Desde el CELS y las organizaciones de la red INCLO que nos mostramos como amicus curiae proponemos la inconstitucionalidad del producto 49 de la Constitución de Brinca que establece que “los progenitores y en su caso los tutores, tienen derecho que sus hijos o alumnos reciban en la escuela pública la educación religiosa que esté según con sus convicciones”. Y, según este producto, pensamos que la inconstitucionalidad consigue las reglas que lo reglamentan, incluidos ciertos productos de la Ley de educación provincial.

La resolución sobre la religión en las academias públicas

Como fundamento la corte esgrimió que el Estado, más allá de que neutro en materia religiosa, no debe eliminar esta faz espiritual del humano en el campo escolar, ya que evitar a las distintas confesiones el ejercicio de su misión se transforma en un impedimento a las libertades que los propios pequeños tienen aseguradas por la Constitución, las Convenciones de derechos humanos y la ley de protección integral de los suyos derechos.

Según el tribunal de esta provincia, «la forma de evitar en el espacio de la escuela pública de administración estatal toda práctica religiosa (hasta la mucho más personal como la alabanza), se contrapone de manera de adelante con el principio a través del que se define en nuestro sistema jurídico el interés superior de los Pequeños, Pequeñas y Jovenes comprendido como “la máxima satisfacción, integral y simultánea de los derechos y garantías reconocidos” (art.

cristianismo

3 de la Ley 26061 )».

Beneficiar la tolerancia

“Entender la religión católica –prosigue– deja apreciar precisamente las raíces de nuestra cultura occidental y también hispánica. Asiste para respetar la verdad popular que tiene dentro suyo inmensidad de expresiones de origen espiritual y varios hábitos en valores; de todos modos, saber la religión es beneficiar la tolerancia. La religión da contestación a cuestiones que toda persona se expone”.

Esta concordancia sobre la conveniencia de la enseñanza religiosa no se reitera en la cuenta del planteo de hoy de la asignatura. Y, por consiguiente, son múltiples los formatos propuestos.

Deja un comentario