argumento letra de la cancion true north bad religion

“The Dissent Of Man” (2010) consiguió trascender como entre los puntos altos de la carrera de Bad Religion en los últimos tiempos. Canciones como «The Devil In Stitches» o «Won’t Somebody», daban a conocer una banda que lograba adecuarse a la chapa de «veteranos», al tiempo que otros como «Wrong Way Kids», probaba que la capacidad y la agilidad no han descuidado a estos chicos, entregando, eso sí, visibles cuotas de sentimentalismo y melancolia que hacían de esta obra, una imperdible para entusiastas y también iniciados.

Y como hablamos de Bad Religion, el interrogante que se podía llevar a cabo no era si lanzarían un nuevo disco más adelante, sino en el momento en que lo harían. Y bueno, la contestación a esta ingenua interrogante no tardaría en llegar. Tres años tras “The Dissent Of Man” nos llega “True North”, un disco que tiene una lógica mucho más de back to basics, con un sonido ahora característico y que no debería tomar absolutamente nadie por sorpresa.

religión

Esto puede ser una decepción para todos los que gozaron de la obra previo, pero por ningún fundamento ha de ser visto como algo negativo. Esto por el hecho de que, tras muchos años, la fórmula de la banda fué perfeccionada de manera que en estas situaciones la oración «mucho más de lo mismo» pierde toda connotación negativa.

BAD RELIGIÓN BUSCAN CONCIENCIAR A LOS TERRÍCOLAS

Humanismo, razón y también individualismo. Estos tres términos son como un triángulo invisible que cuelga sobre los tracks que conjuntan Age of Unreason. Y lo que logra con su sutil presencia es articular un laberinto de mensajes incendiarios y también inspiradores, que vierten su narrativa lírica por temas tan candentes y recientes como el de las manifestaciones en pos de los derechos humanos (específicamente, hay referencias expresas a la campaña del deportista (Colin Kaepernick), el miedo hacia el ascenso de las proclamas racistas, la erosión alarmante de las clases medias, o las teorías de las conspiraciones a enorme escala, que han tolerado -entre otras muchas cosas- la presidencia de hoy de Donald Trump en la nación de las barras y estrellas.

“Durante la historia, los muros fueron empleados para sostener a los salvajes fuera, pero para mí, el genuino ataque salvaje a la civilización lo piensa el caos que esta tiene dentro”, acepta Greg Graffin

Deja un comentario