apoyo a la asignatura de religión en las escuelas publicas

El gobierno de la Generalitat prosigue estrechando y sometiendo un círculo asfixiante a todo lo que deba ver con la escuela y el hecho espiritual católico.

Empezó con una medida de incierta constitucionalidad, que fue denegar el concierto en las academias que practican la educación distinguida, que son esencialmente católicas, si bien este procedimiento educativo sea aplicado a otros muchos países por centros que nada tienen relación con esta alternativa confesional.

Secularización y también indiferencia

¿Esta secularización ambiental perjudica solo a los católicos?

–En el acercamiento poseemos una mesa de diálogo interreligioso. En el momento en que he hablado con los ponentes que intervienen, todo el planeta admite que el inconveniente de secularización es universal, no es un «tema católico». Perjudica a toda la visión trascendente del hombre que es laminada por una cultura relativista, líquida. Una visión inmanente en frente de una visión trascendente. Todo lo mencionado alimentado por el materialismo, la sociedad de consumo. En este sentido, el gerente de la religión judía que participa desde Perú me explicaba que los judíos practicantes han descendido mucho y que aprecian esta secularización. Pienso que este coloquio va a ser bien interesante pues van a ser representantes no solo católicos, sino más bien asimismo evangélicos, islámicos y judíos. Asimismo pienso que va a ser bien interesante el coloquio de los pensadores. Este es un acercamiento civil, y suponemos en verdad que la filosofía tiene bastante que reivindicar y decir en el tema de la educación religiosa y vamos a contar con pensadores de primer nivel como Miguel García Baró, Gregorio Luri o José María Torralba.

¿Quién escoge Religión?

Merced a mi modesta experiencia de instructor de Religión en la enseñanza pública a lo largo de seis tutoriales, he comprobado la herramienta que tiene para la sociedad de la cual formamos parte esta asignatura: les expondré los desenlaces, si me lo dejan.

Para iniciar, retirarse a unos cuarteles parroquiales oa las academias donde el pescado ahora está vendido, piensa dejar de someternos a un control de calidad. En la pública, el alumnado que demanda la asignatura -la solicitan los pequeños y no sus progenitores, no nos engañemos- piensa en torno a una tercer parte del total en España (con enormes diferencias, en mi centro sobrepasa el 40% ). Abandonarlo no es congruente con la vocación enseñante y además de esto renunciar al reto de ser escogido, examinado y favorito no solo por los estudiantes, sino más bien por la red social didáctica generalmente.

Hacia la plena laicidad

La solicitud precisa que no tiene relación solo a los pactos respectivo en la Religión Católica, sino se prolonga a todas y cada una de las confesiones religiosas con las que el Estado llegó a pactos afines a fin de que se den a esos estudiantes que lo escojan. Las asociaciones requieren que se garantice la «plena laicidad de la enseñanza», a través de la expulsión de «la religión confesional de la Enseñanza» y esto «de manera inmediata», en tanto que, piensan, se está financiando con dinero público el “adoctrinamiento espiritual en ningún centro escolar”. asignatura de Educación en Valores Civiles y Éticos se dé en los centros católicos en sintonía con su ideario propio, comprometiéndose las entidades a reclamar que las comunidades autónomas no confirmen una materia opción alternativa a la asignatura confesional ahora proteger la escuela pública. Y sucede que, denuncian, “se prosiguen construyendo distintas procesos de mercantilización y privatización de la Enseñanza, tanto a través de precarizar la enseñanza pública, como mediante medidas de acompañamiento al ámbito privado, en la mayoría de los casos bajo contra ol ideológico de la “Iglesia católica”, que segrega a los estudiantes por fundamentos económicos y sociales, culpan.

Deja un comentario