a que religion pertenece el muro de las lamentaciones

Se conoce como Muro de las Lamentaciones en un espacio sagrado que es de suma importancia para el pueblo judío, es el templo judío de Jerusalén, siendo una parte de los restos del templo de Jerusalén, cuya construcción se le asigna al Rey Herodes, pero indagaciones recientes publicaron que habría sido Agripa II el encargado de esta obra, este ubicación fue edificado justo sobre las ruinas del templo de Salomón. Este se encuentra dentro de los 4 muros de contención que están en las adyagencias del Monte Moriá, los que fueron construidos con la meta de agrandar la explanada sobre la que fueron construidos el Primero y el Segundo Templo de Jerusalén, dando paso a eso que el día de hoy se conoce como la Explanada de las Mezquitas por la parte de la tradición musulmana al paso que en la tradición judeocristiana se le llama Explanada del Temple.

Origen del nombre

Se le llama Muro de los Lamentos o Lamentaciones, pues varios judíos asisten a él a lamentarse por las desgracias que pasó el su pueblo y por no tener un espacio que represente a Dios, no obstante, para ellos el nombre en hebreo no guarda relación con padecimiento, puesto que la traducción es: Muro Occidental.

En sus tres tiempos de oración cada día, suplican a fin de que próximamente se edifique un tercer templo, cuyo concepto está relacionado en el final de los tiempos.

Plaza del Muro Occidental

Desde lo prominente de unas escaleras la percibimos, la Plaza del Muro Occidental hierva de actividad. Pasamos un control de seguridad y nos han inspeccionado bolsas y cámaras, nos comentan que la seguridad no es cosa de broma sino más bien algo que aquí se toman, para nuestra calma, muy seriamente. Nos encontramos accediendo en un espacio que bastante con frecuencia es el epicentro de los contenciosos en el enfrentamiento árabe-israelí*. Un ubicación donde herir sensibilidades puede terminar de manera trágica.

Israelíes seculares de Tel Aviv con camisetas y lentes de sol observan con distancia el muro mientras que conjuntos de judíos ortodoxos con sus identificables indumentarias negras, sombreros y sacacorchos rezan de cara al muro manteniendo sus toras abstraídos en sus frases.

religión

Conjuntos de turistas y peregrinos extranjeros se toman autofotos mientras que procuran comprender qué sucede en la plaza. Hay un ámbito festivo y ruidoso, al que se aúnan pequeños conjuntos de hombres y jovenes festejando bar mitzvahs, algo tal como la entrada en el planeta de los mayores para los pequeños de 13 años.

Visita al Muro

En el instante de entrar, el espacio se distribuye en campo de hombres y mujeres separadamente. Allí se cruzan historiadores, meditadores, arqueólogos, religiosos y no fieles. Es un espacio sagrado, pero asimismo es un punto de acercamiento, por su enorme historia y su representatividad. En los aledaños conviven viviendas de cambio, información turística, locales de comida y toda clase de tiendas con suvenires.

La visita al Muro de los Lamentos es gratis y se puede efectuar por cuenta propia. No obstante, es conveniente visitarlo con un guía para saber su crónica y después recorrerlo individualmente. Por lo relacionado a la indumentaria a emplear, es esencial enseñar respeto, no es aconsejable ayudar en short o escote muy pronunciado.

Deja un comentario