a que religion pertenece al muro de las lamentaciones

Por Samuel Leillen No hay fronteras para los intentos de deslegitimación de la presencia judía en Palestina. Y esto no comenzó con la soberanía israelí proclamada en 1948. En este momento se habla del rincón mucho más venerado por el judaísmo, situado en el vecindario judío de la vieja ciudadela amurallada de Jerusalén. Últimamente, un señalado funcionario de la Autoridad Palestina (AP) mantuvo, en un informe de cinco páginas, que el Muro de los Lamentos, Muro Occidental o Kotel (en hebreo) no posee ningún concepto para el pueblo judío, ya que «los judíos no veneraron el Muro de los Lamentos en ningún instante antes de la Declaración Balfour de 1917», por la que el Reino Unido se declaraba conveniente a la creación de un hogar nacional judío en Palestina bajo su orden. Por consiguiente, «no existe ninguna santidad del Muro de los Lamentos al judaísmo» y en verdad, «el sitio es un santuario musulmán». Rápidamente, USA condenó poderosamente este informe y los rechazó “como incorrecto basado en los hechos, indiferente y enormemente provocador”, apuntó el representante del Departamento de Estado, Philip Crowley, agregando que su país cree que “ esta clase de afirmaciones dañan los sacrificios del presidente Obama por reavivar las negociaciones directas entre israelíes y palestinos, atascadas desde finales de noviembre”. El Monte del Templo El Kotel es una parte de la paredón occidental del Monte del Templo. El Monte del Templo, llamado Harem al Sharif (el Ilustre Santurrón Lugar) por los musulmanes, es un área de la Localidad Vieja de Jerusalén, cubierto por una muralla que demarca y mantiene una interfaz de precisamente 485 milésimas de segundo. (lado occidental) por 315 milésimas de segundo. (lado norte). El sitio es consagrado tanto por los judíos como por los musulmanes, más allá de que a lo largo del periodo del Reino Cruzado de Jerusalén, en el siglo XI, funcionaba el cuartel general de la Orden Militar de los Templarios, con la Iglesia Templum Dominio (que reemplazó a la Mezquita de la Cúpula de Oro) y las dependencias de vivienda, establos y depósitos (usando la Mezquita El Aksa). ¿Por qué razón es sagrado para los judíos? Múltiples causas: aquí se encontraba el Templo de Jerusalén, de ahí el nombre; aquí Abraham estuvo presto a prestar en sacrificio a su hijo Isaac en señal de sumisión a la intención celestial; aquí está la “Piedra Original” de todo el mundo y centro del Paraíso bíblico; aquí pone eternamente la Gloria Divina (Shjiná). Pese a ser el sitio mucho más santificado por los judíos, ellos tienen contraindicado el ingreso por el “miedo a pisar el ubicación del Sancta Sanctorum”, al que tenía ingreso solo el Supremo Sacerdote a los rituales del Día del Perdón. Esta prohibición milenaria fue confirmada por una declaración firmada por cientos y cientos de rabíes justo después de la Guerra de los Seis Días en 1967 y también incorporada por el Supremo Rabinato de Israel como predisposición vigente hasta nuestros días. ¿Por qué razón es sagrado para los musulmanes? El Islam cree que el profeta Mahoma recibió el Corán, según verbo de Alá y de manos del arcángel Gabriel, en una visita que logró al ubicación sobre un caballo volador (Corán, Sura XVII “El viaje nocturno”). Las mezquitas indican el camino: por la mezquita de la Cúpula de Oro (en el sitio donde se encontraba el Templo de Salomón) Mahoma subió al cielo, y en el área de la Mezquita El Aksa, algo mucho más al sur, bajó . Es el tercero en relevancia tras las ciudades saudíes de Meca, sitio de nacimiento de Mahoma, y ​​Medina, centro de su poder. Adosado al Monte, está El Burak, el sitio donde Mahoma amarró su caballo: ciertos dicen en la parte interior, otros dicen en la parte sur, otros comentan que en el Muro de los Lamentos. Soberanía y administración Para eludir el estallido de un enfrentamiento espiritual, Moshé Dayan ha propuesto en 1967, al pasar toda Jerusalén a soberanía israelí, dejar la explanada de las mezquitas bajo la administración del Wakff, y derivar los temas de seguridad a la policía de Israel. El Gobierno de Unidad Nacional de semillas, izquierda y derecha juntos, aprobaron el método. Wakff es el Sistema Familiar Musulmán, la administración musulmana de los sitios que forman parte a la “nación islámica”, en el sentido mucho más extenso de la palabra. Diversos campos judíos no admitieron ni la prohibición religiosa ni la restricción política, insistiendo en que en los marcos de la independencia de cultos que Israel entrega y resguarda, debe posibilitarse asimismo que los judíos logren rezar sobre la Montaña sagrada. Intentos por la fuerza, necesidades frente tribunales, manifestaciones públicas, apelaciones a la Suprema Corte de Justicia, no consiguieron cambiar la política oficial y la Policía israelí actuó en decenas y decenas de acontecimientos con energía y determinación, eludiendo que los judíos organicen ruegos, particulares o colectivos, sobre la explanada. Si es de esta manera, ¿cuál es la situación del Muro de los Lamentos? Tengamos en cuenta que el Kotel es una parte de la muralla occidental que mantiene la explanada de las mezquitas. Por consiguiente, el Wakff reitera que que es una parte del Monte del Templo, y por consiguiente está bajo su jurisdicción. En 1996, en el momento en que se habilitó al público el ingreso al túnel que bordea el Kotel, la reacción musulmana fue violentísima, Arafat lo calificó una transgresión a los sagrados derechos islámicos, por considerarlo el ubicación de El-Burak. Pero hete aquí las considerables confusiones: aun si la historia de historia legendaria charla del muro occidental de la Mezquita Aksa, Kotel no es una parte de esta mezquita: ahora señalamos que es el muro occidental de la interfaz sobre la que están ámbas mezquitas… Refrescando la memoria El Kotel existía ahora 635 años antes que fuera construida la Mezquita El Aksa, estrenada en el año 705 d. (tras la desaparición de Mahoma en el año 632.). Desde el siglo XII se dejó allí el rito judío, transformándose en el segundo sitio en relevancia para la santificación judía, tras el Monte del Templo. En el siglo XVI, al establecerse el Imperio Otomano, el sultán turco Suleimán el Magnífico ordenó diseñar en forma correcta el sitio para el suplico de los judíos y formalizó el derecho de los judíos a subir sus frases. Hasta el siglo XI se discutió en el Islam, donde fue el sitio donde fue atado el caballo de Mahoma, El Burak. Ciertos mantenían que Mahoma debía haber entrado por la puerta oriental, el Portón de la Clemencia, guardado para el ingreso del Mesías (por donde Jesús había entrado en el Monte del Templo). Otros aducían que fue desde la parte sur, que confronta con la Mezquita El Aksa y que era el lado de ingreso a la temporada en que el Templo existía a inicios de la era cristiana (los Portones de Hulda) . Hasta el momento, absolutamente nadie elevó la iniciativa de que fuera Kotel el lado de ingreso de Mahoma al Harem el Shariff (y dejamos de lado por un instante la versión de los historiadores que insisten en que Mahoma jamás estuvo en Jerusalén…). En el siglo XVII se encontró el mitológico rincón del vínculo del caballo sobre la pareda sur, a unos cien metros de distancia de lo que el día de hoy conocemos como el Muro de los Lamentos.

religión

Se piensa que últimamente a fines del siglo XIX se comenzó a detectar el lugar del Burak con el Kotel de los judíos. En esa temporada los judíos comenzaron a poner en el lugar mesas, sillas, armarios con ejemplares de la Torá, encargaron la reparación de los pisos y también procuraron adquirirle el espacio al Wakff. Los musulmanes se opusieron, recurrieron al sultán y este reglamentó la prohibición: desde entonces concluyeron los musulmanes que la entrada de Mahoma en el Monte como el sitio del vínculo del caballo estuvieron en el Kotel, al lado de la transporta descubierta en 1848 por el misionero James Thomas Berkeley y que transporta su nombre, que transporta a unas escaleras que dejan el ingreso a la explanada de las mezquitas. Santidad de forma exclusiva judía A lo largo del Orden inglés (1920-1948), los judíos renovaron sus intentos de conseguir el Monte de los Lamentos. Esto provocó la reacción de los musulmanes que lo interpretaron como un primer paso para conseguir el poder de todo el Monte y crear el Tercer Templo Judío, sustituyendo a ámbas mezquitas. Comenzaron una beligerante campaña en todo el mundo y también incrementaron la construcción de viviendas apoyadas sobre el Kotel para deslegitimar su santidad. En todos y cada uno de los periodos de su dominio sobre Jerusalén (638-1099 hasta la llegada de los Cruzados; 1187-1917, hasta la llegada de los ingleses; 1948-1967, hasta la reunificación de la región por los israelíes), los musulmanes jamás rezaron al lado del Kotel, más allá de que edificaron una mezquita en su radical sur. Tampoco lo incluyeron en las guías de turismo que han publicado los años 1914, 1965 y 1990. No obstante, los ingleses establecieron que el Kotel es sagrado tanto para judíos para musulmanes, estableciendo en 1929 una Comisión Estudiosa En todo el mundo bajo el patrocinio de la Liga de las Naciones, frente a la que los musulmanes elevaron tres causas para probar que el ubicación es beato para el Islam: a) es una parte de los recursos del Wakff; b) es el ubicación del Burak; c) es una parte de la explanada de las mezquitas, sitio beato para el Islam. La Comisión rechazó el primer razonamiento, distinguiendo propiedad del Wakff de carácter sagrado, destinada al culto, como una mezquita de propiedad que no es santa más allá de que sus provecho o alquileres se empleen para proyectos de beneficencia o cuidado del culto. La Comisión apuntó que quizás el sitio del Burak está mucho más al sur y que tampoco se entra en la Mezquita El Aksa. Por consiguiente, la Comisión estableció que el Kotel no es ni fue jamás rincón santificado para el Islam y que el sitio es santurrón solo para los judíos. Pero asimismo determinó la Comisión que la propiedad del lugar es del Wakff y este debe administrarla según lo predeterminado por el Gobierno Gobernante en el Libro Blanco de 1928 y las reglamentaciones que se confirmen más tarde. Estas sugerencias se transformaron en ley por edicto real de 1931. Críticas encontradas En el mes de julio de 1996 el Prof. Abdul Haddi Falachi, especialista en Historia de las Religiones y también imán de la red social musulmana de Italia, apuntó que los musulmanes no atribuyen santidad al espacio entre ámbas mezquitas, y la prueba está en que por allí recorren calzados, acostumbran a fumar, en ocasiones juegan a la pelota e inclusive hacen algún picnic. Si es de este modo entre las mequitas, con mayor razón todavía los muros que cubren la explanada de las mezquitas, y una sección son el Muro de los Lamentos. De todas maneras, la tradición, la política, las opiniones, las leyendas, las sensibilidades, los enfrentamientos concluyeron una división de hecho entre el Monte, bajo administración musulmana, y el Kotel, transformado en único sitio espiritual y símbolo nacional de los judíos. La legislación israelí ratificó esta situación de peculiaridad religiosa judía: las adyagencias al Kotel, de hecho toda construcción y todo pasillo subterráneo o mayor a que la entrada a ellos sea por la explanada del Kotel, son sitios sagrados judíos. Según este artículo, asimismo el túnel que bordea la parte exterior de la muralla occidental, y pasa bajo las viviendas del vecindario musulmán, es sitio san judío. Todos están bajo la jurisdicción del Supremo Rabinato de Israel. Pero hubo bastante precaución en no “confiscar” al Kotel. Por una parte, al llevarlo a cabo sería de qué forma saber que los judíos no están apasionados ​​en el Monte del Templo. Por otro lado, podría ocasionar reacciones indeseables y también superfluas. Por consiguiente, se prefirió sostener el status quo que existe. En forma de llamada de atención ¿Cuáles van a ser los próximos tópicos en la persistente campaña para deslegitimar al judío en esta lugar de este mundo? ¿Y qué va a pasar con los Santurrones Sitios del cristianismo? Sencillamente como un ejemplo de varios, tengamos en cuenta que en 1490 un Consejo Espiritual Musulmán determinó que la Abadía de la Dormición, rincón que marca el sitio donde la Virgen María cayó en su “sueño eterno”, sobre el Monte Sión, está en un ubicación que “desde hace tiempo” fue mezquita, “Nebbi Daud”, donde se resolvió venerar la memoria del rey David. Cristianos y judíos tenían vedado el ingreso al ubicación. Verdaderamente, «no hay nada nuevo bajo el sol». Fuente: Aurora Digital

El Templo de Salomón

Los contenidos escritos bíblicos nos hacen una vaga descripción de de qué forma podía ser. Un templo pequeño, de dimensiones reducidas, afín en des a una capilla palaciega.

El fundamento es que la tradición judía hacía sus cultos al aire libre, en el exterior de sus santuarios, por consiguiente no hacían falta unas dimensiones desmedidas para acoger a sus leales, en tanto que estos se reunían en el alrededor y no en los muros.

Origen del nombre

Se le llama Muro de los Lamentos o Lamentaciones, por el hecho de que varios judíos asisten a él a lamentarse por las desgracias que pasó su pueblo y por no tener un espacio que represente a Dios, no obstante, para ellos el nombre en hebreo no guarda relación con padecimiento, puesto que la traducción es: Muro Occidental.

En sus tres tiempos de oración cada día, suplican a fin de que próximamente se edifique un tercer templo, cuyo concepto está relacionado en el final de los tiempos.

Seis Causas por las que el Muro es Sagrado

  1. Rincón del Templo Sagrado

El Muro de los Lamentos es el único Jerusalén destruido por Tito en el año 70 d.y también.c.

Deja un comentario