8 el futuro de la didáctica de la religión

Fuente: Baalya. Por Labres González Les (05/12/2011) .

Edgar Morin. Fuente: www.baalya.es

Los pequeños del vecindario colorado

Zana Briski es una fotoperiodista que se adentra en el vecindario colorado, entre los distritos mucho más pobres de Calcuta, con el propósito de investigar las condiciones de vida de las rameras y los hijos. Briski se ve asombrada frente a la inocencia y la alegría de los pequeños pese a su mala calidad de vida, y escoge educar a los pequeños a usar su cámara de fotografías, actividad que les encanta y alcanzan tomar fotografías excelentes. El enfoque de este reportaje, sugerido para estudiantes de Bachillerato, se enfoca en soliciar una optimización en las condiciones educativas de los pequeños de este vecindario a fin de que consigan proceder a clase y logren salir de su ambiente marginal y desvincularse de la prostitución y la crueldad.

Examina el cambio de pensamiento que tuvo rincón en el avance científico, la educación y la educación, en parte por la irrupción de Internet en la sociedad.

islam

Se están generando cambios en los modelos habituales: el científico por el momento no se aísla en el laboratorio sino busca información en internet, coopera con otros expertos y distribuyen entendimientos y puntos de vista en línea, en ámbitos de trabajo muy diferentes a los que hay en el imaginario colectivo. La educación asimismo está mudando: novedosas herramientas, novedosas pretensiones y novedosas maneras de trabajar y estudiar se abren paso.

¡No a la clase de religión! ¡Sí a una educación religiosa!

La investigación partió de la base de que el ERE no puede ser aséptica ni indiferente a las realidades y activas sociales, según se lee en entre los productos que han anunciado. Previamente las instituciones educativas establecían la clase de religión y, siendo un país en la mayoría de los casos católico, se limitaba de forma exclusiva a educar esta doctrina. Pero desde la Constitución Política de Colombia de 1991, se garantiza la independencia de cultos. El producto 19 afirma de esta manera: “Toda persona está en su derecho a profesar libremente su religión ahora propagarla de manera individual o colectiva. Todas y cada una de las confesiones religiosas y también iglesias son del mismo modo libres frente a la ley”. Menos de tres años después, el producto 23 de la Ley 115, ley general de educación, estableció que la educación religiosa es un área primordial y “se va a ofrecer a todos y cada uno de los establecimientos académicos, observando la garantía constitucional según la que, en los establecimientos del Estado, nadie va a poder ser obligada a recibirla”.

“Este cambio produjo indecisión en las instituciones educativas”, enseña Balancee; ciertas prosiguieron ofertando lo que conocemos como la clase de religión, una religión confesional muy afín a la catequesis escolar, pero en el momento en que se matriculaba a un estudiante que practicaba otra religión, la institución no se encontraba lista para recibirlo; otros la transformaron en clase de ética, de valores o de capacitación ciudadana; un tercer conjunto resolvió efectuar ocupaciones libres o lúdicas, y por último hubo instituciones que se detuvieron a meditar en volver a diseñar la materia para aceptar al estudiante “una entendimiento de lo espiritual en la civilización bajo una visión incluyente y plural pero asimismo una capacitación que le dejara asumir responsablemente sus resoluciones en temas de creencia”, prosigue Balancee.

Deja un comentario